jueves, 27 de octubre de 2016

Detienen a acosador de niña de 17 años callada, tímida inocente y que tiene la mirada...



Sandrita tiene 17 años. Es callada, tímida, inocente y tiene la mirada. Y su integridad estuvo a punto de peligrar de no haber sido por la pronta respuesta de la policía en un caso de acoso y predación por parte de un adulto muchos años mayor que ella.

Rigoberto Godínez, hombre de 40 años, casado, con dos hijos, añadió a Sandrita en Facebook hace dos semanas. La adolescente dice que aceptó la solicitud de amistad "porque no se fijó" y normalmente aceptaba solicitudes sin pensarlo. Ella no sospechaba que Godínez, atraído por la foto de perfil de la chica, tenía otras intenciones.

De acuerdo a un conocido de Godínez, que fungió como testigo en su contra, en una plática casual el depredador le dijo: "Sabes, amigo, acabo de conocer a una mujer que aún es una niña...", y ahí fue donde dicho conocido supo que algo no andaba bien.

Sandrita cuenta que un día Godínez le envió un mensaje, en el que le hacía cumplidos y ella respondió de manera amistosa, sin darle demasiada importancia, pero comenzó a sospechar en cuanto el depredador comenzó a enviarle demasiados mensajes elogiando la belleza de la muchacha, preguntándole si tenía novio, donde vivía, y en general, a tratar de extraer datos personales o comprometedores. 

Sandrita pensó en bloquearlo, pero inteligentemente pidió ayuda a sus padres quienes no tardaron en ponerse en contacto con las autoridades, dejando bajo la responsabilidad de un agente encubierto el seguirle el juego por chat a Godínez para conocer sus verdaderas intenciones, lo cual descubrió al poco tiempo, en el que el acosador comenzó a hacer insinuaciones de índole sexual.

Las autoridades decidieron tenderle una trampa, orquestando un supuesto encuentro entre Godínez y la chica en una estación de metro, en la cual el hombre de 40 años fue detenido.

Ante la pronta respuesta de las autoridades, la madre de Sandrita declaró, "Es callada, tímida, inocente y tiene la mirada...¿cómo no la íbamos a proteger a toda costa? Ojalá que otros padres estén al pendiente de con quién hacen amistad sus hijos en redes sociales".

Aunque afortunadamente el episodio no pasó a mayores, cuando se entrevistó a Sandrita, aun impactada por lo que pudo ocurrirle, tan sólo respondió en voz baja: "Qué sucio es el amor...qué sucio es el amor..."

No hay comentarios:

Publicar un comentario