viernes, 23 de septiembre de 2016

Josefa Ortiz de Domínguez tenía una deformidad facial: Científicos.



Científicos forenses han analizado los restos mortales de Josefa Ortíz de Domínguez, mejor conocida como La Corregidora, y han descubierto, de acuerdo al estudio del cráneo, que la prócer de la independencia tenía una deformidad facial, la cual explica el cómo se la representa en dibujos y grabados.

"Suele pensarse que Doña Josefa es representada constantemente de perfil, pero en realidad, su rostro se veía así de frente", dijo Aldo Meraz, investigador forense que reconstruyó el cráneo.

"La Corregidora tenía una extraña deformidad que causaba que su rostro fuera asimétrico", agregó.

En la reconstrucción, se muestra que Doña Josefa tenía cabello en el lado derecho de su cabeza, así como una oreja saliéndole del rostro, un poco abajo de donde debería estar el ojo derecho; tenía un ojo izquierdo y la nariz le salía del lado izquierdo del rostro, así como la boca.

Esto explica por qué se le representa casi siempre de perfil, pues es en realidad la reproducción de dibujos de su filiación.

"Las representaciones en las que se le ve con un rostro normal, de frente o 3/4, son meramente poéticas y míticas; si se le representase de perfil, se vería algo muy extraño de ambos lados, en uno, solamente cabello, y en otro, una nariz, una boca y un ojo", concluyó Meraz.

El equipo científico encabezado por Meraz formuló la hipótesis de que Don Miguel Domínguez, esposo de Doña Josefa, padecía la misma rara deformidad solo que del lado opuesto, tal y como se puede ver en la siguiente imagen, y que por eso se sintió atraído hacia Josefa:



En esta nota se adjunta una reconstrucción precisa e hiperrealista de cómo luciría en realidad la Corregidora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario