jueves, 11 de agosto de 2016

Jugadora egipcia de volleyball es regañada por su esposo por "enseñar de más"

Hace unos días circuló una emblemática fotografía de las olimpiadas de Río de Janeiro, concretamente la competencia de volleyball femenil de playa, en donde se nota el contraste de los uniformes de las competidoras alemanas con las egipcias, siendo estas últimas motivo de sorpresa para los estándares occidentales de vestimenta, pues solamente sus manos, cara y pies están descubiertos.

Malamala, momentos antes de mostrar pornográficamente parte de su tobillo


Se les solicitó una entrevista a las jugadoras egipcias, pero solo una aceptó, pues "su marido le dio permiso", comentó. En entrevista, Malamala Elghobashy comentó que se sentía contenta de ser parte de la delegación egipcia. Cuando se le preguntó que cómo se iba a sentir cuando volviera a su país, respondió que con un poco de miedo, pues su marido le habló por teléfono regañándola porque "había enseñado de más".

Benjala Melamí, el esposo de Malamala, le advirtió que en un video que grabó del partido de volleyball, alcanzó a ver cómo se le asomaba un tobillo, así que repitió la escena en cámara lenta varias veces; Benjala insiste que no fue para ver a la jugadora alemana que estaba brincando justo en ese momento, sino para confirmar que sus ojos no lo engañaban al ver que su esposa asomaba algo de tobillo.

"Mi esposo me dijo que era una indecente, y que de seguro a causa de ello ahora todos los infieles occidentales iban a estar teniendo pensamientos impuros acerca de mí", dijo Elghobashy. "Me advirtió que regresando a Egipto iba a sufrir las consecuencias; esto lo digo no por quejarme, sino porque mi marido me dijo que lo dijera y que sirviera como advertencia a todas aquellas musulmanas que no son recatadas", concluyó.

Quisimos entrevistar a la jugadora que se quedó sin Hijab en pleno juego, pero supusimos que estaba muy aterrada por ese hecho, y que además, al no tener autorización de su marido, no nos daría una entrevista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario