martes, 7 de febrero de 2017

Abogado demanda a creadores de la película "La historia Sin Fin"; "Sí tiene fin",argumenta.

Cutberto Gaudaza, chavorruco de la localidad, contrató los servicios de Leobardo Luna. abogado que cobra barato, para demandar a la Warner Bros. por su adaptación cinematográfica de 1984 de "La Historia Sin Fin" de la novela homónima escrita por Michael Ende.

Gaudaza, siendo un niño, fue a los multicinemas de Plaza Universidad en los ochentas con la ilusión de ver una película que, efectivamente, nunca se acabara.



"El mundo se me cayó encima cuando prendieron las luces del cine; hasta escupí mis palomitas, pues yo creía que la película iba a seguir, y ya había planeado mi vida alrededor de la película; primero pensé que a lo mejor era uno de tantos intermedios para ir a la fuente, fuente de sodas, pero no...mis padres me llevaron a casa.; me traumaron de por vida", argumenta el pobre Cutberto con lágrimas en los ojos.

"Ya estoy procesando la demanda del sr. Gaudaza ante la PROFECO, pues esa película no cumple con lo que reza su título; de ser así, todavía estaría proyectándose en varias salas de cine en el mundo", dijo el abogado Luna con un tono de seguridad innegable.

Aunque algunas personas le han explicado a Gaudaza que el título de la película y la novela es, por así decirlo, una metáfora, Cutberto insiste en que lo timaron y que quiere que, de manera retroactiva, le devuelvan más de 30 años de vida que ha desperdiciado traumado en torno a la película que, de todas formas, sí tuvo un fin.

No hay comentarios:

Publicar un comentario